Estudio, Análisis y Consejeria en Derecho Internacional Público.

BLOG

LAS NORMAS DE JUS COGENS EN EL TRATADO DEL ESPACIO DE 1967

Desarrollo de las tecologías espaciales

Firma del Tratado del Espacio de 1967 por la URSS y los Estados Unidos

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA El Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes (resolución 2222 (XXI)) de la Asamblea General de las Naciones Unidas), fue aprobado el 19 de diciembre de 1966, abierto a la firma el 27 de enero de 1967, y entró en vigor el 10 de octubre de 1967. Conocido como el Tratado del Espacio, este instrumento multilateral constituye el marco jurídico fundamental de las actividades que se realizan en el espacio y ha sido calificado por la doctrina como “las XII Tablas del Espacio Ultraterrestre”. Determinar si el Tratado en sí mismo o en sus partes fundamentales es una norma de jus cogens, resultaría relevante para fortalezer su autoridad legal y obligatoriedad universal, tomando en cuenta que, en principio, un tratado solo obliga a las partes que lo han ratificado, de conformidad con la Convención de Viena de 1969 sobre el Derecho de los Tratados. Aún así, el Tratado puede codificar normas consuetudinarias, las cuales serían válidas al margen del Tratado del Espacio. En este caso, su obligatoriedad no estaría condicionada a que un Estado sea parte o no del mismo Tratado. PREGUNTAS 1. ¿Contiene el Tratado del Espacio de 1967 normas jurídicas definidas con la categoría de normas de jus cogens? 2. De responderse afirmativamente la anterior pregunta, ¿Cuáles serían los efectos legales que se producirían respecto a la obligatoriedad de sus disposiciones en relación a Estados que no son parte del Tratado? HIPÓTESIS (Inferencia) Se deducirá en el proyecto, que el Tratado del Espacio de 1967 sí incluye en su articulado normas que tienen la categoría de jus cogens. Como resultado de la comprobación de la existencia de normas de jus cogens en el Tratado del Espacio de 1967, se concluirá que todos los Estados miembros de la Comunidad Internacional, incluyendo los que no son partes del Tratado del Espacio de 1967, están constreñidos a cumplir con sus disposiciones. OBJETIVO GENERAL Evidenciar que las normas de jus cogens revisten una función relevante en el desarrollo progresivo y la codificación del derecho del espacio ultraterrestre. OBJETIVOS ESPECÍFICOS Determinar si las normas de jus cogens del Tratado tienen origen en un derecho convencional. Definir si las normas de jus cogens contenidas en el Tratado tienen un origen consuetudinario. Establecer si las normas de jus cogens del Tratado se derivan de razonamientos lógico-jurídicos. JUSTIFICACIÓN En 1981, publiqué un pequeño ensayo intitulado: Las Normas de Jus Cogens en el Derecho Internacional, por lo que la presente investigación me permitiría, eventualmente, ampiiar la consideración del tema y, de cierta manera, actualizar aquel. Proyecto sin relevancia social, apenas académica. INDICE I.Caracerísticas de las normas de jus cogens pág. 5 1.Derecho Internacional pág. 5 2. Clases de normas de Derecho Internacional pág. 6 3. Normas de jus cogens pág. 7 II. Normas de jus cogens en el Tratado del Espacio pág. 9 1 La no apropiación del espacio ultraterrestre y los cuerpos celestes pág.10 2. La utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos pág.12 III. Conclusiones pág. 12 IV. Bibliografía pág. 14 V. Referencias pág. 15 METODOLOGÍA La Metodología a utilizar en el Proyecto será una metodología cualitativa y descriptiva pues se basará en el análisis de documentos y puede indicarse, a la vez, que será profunda. MARCO TEÓRICO I. CARACTERÍSTICAS DE LAS NORMAS DE JUS COGENS 1. Derecho Internacional Público El Derecho Internacional Público puede ser definido, de acuerdo con la mayoría de los autores, como el conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones de los sujetos de Derecho Internacional. Esta definición contrasta con un concepto tradicionalista de la materia, donde se consideraba que los únicos sujetos a regular eran los Estados. Sin embargo, a medida de que el orden internacional ha ido evolucionado, los sujetos del Derecho Internacional se han ampliado a tres categorías: las organizaciones internacionales, las corporaciones transnacionales y, finalmente, la persona humana. Esta última, fue considerada desde un principio, como objeto del Derecho Internacional pero se le negaba la calidad de sujeto. Si bien, los Estados siguen constituyendo los principales sujetos del Derecho Internacional, las tres categorías restantes (organizaciones internacionales, corporaciones transnacionales y persona humana) ya son categorizadas como miembros de la Comunidad Internacional, aunque su status es limitado, es decir no son sujetos plenos. Una de sus principales limitaciones es que tales sujetos no tienen acceso a una jurisdicción internacional general, como sería ser partes de un proceso ante la Corte Internacional de Justicia, tribunal solo abierto a los Estados. 2. Clases de normas de Derecho Internacional De acuerdo con la doctrina más autorizada, las normas de Derecho Internacional se dividen en cuatro categorías, de conformidad con su amplitud de vigencia: normas particulaterales, normas regionales, normas generales y normas universales. Las normas particulares son aquellas que se encuentran vigentes entre dos Estados. Normalmente, este tipo de reglas derivan de convenios bilaterales y pueden referirse a muy variados temas, como pueden ser tratados de fronteras, tratados de comercio, regulación de inversiones, o de cooperación bilateral en material educativa, cultural, de medio ambiente, de asistencia militar, etc. Los tratados que ha suscrito México, por ejemplo, para fijar los límites fronterizos con los Estados Unidos de América o con Guatemala, contienen disposiciones de un carácter bilateral. Las normas regionales circunscriben su vigencia a una región determinada, como puede ser el Hemisferio Americano o el europeo. En el primer caso, tenemos las reglas adoptadas en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y que obligan a los Estados Americanos que forman parte de dicha organización. En el Segundo caso, se pueden citar las reglas derivadas de la Unión Europea que conforman precisamente el Derecho Europeo vigente entre los Estados partes de la Unión. Las normas generales son aquellas reglas que se encuentran vigentes entre un gran número de Estados y que normalmente se derivan de convenios multilaterales significativos para el funcionamiento adecuado de la comunidad internacional, como pueden ser las Convenciones de Ginebra sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, la Convención sobre el Derecho de los Tratados de 1969 o la Convención sobre el Derecho del Mar de 1981. Puede finalmente hablarse de normas universales, o sea el conjunto de reglas, bien pequeño por cierto, que obligan sin excepción a todos los miembros de la comunidad internacional. A este tipo de normas, denominadas, taxativas, imperativas o de jus cogens, es que habremos de referirnos. 3. Normas de jus cogens El jus cogens es una locución latina que significa derecho taxativo, es decir, el conjunto de normas jurídicas inderogables por el consentimiento de las partes y que no admiten pacto en contrario, dada la naturaleza del bien que tutelan, que es el orden público internacional. Esta figura surge en la época del derecho romano, continúa en el derecho canónico y es adoptada al principio por el derecho inglés, y después por otros sistemas jurídicos. Gracias a la escuela clásica de derecho natural, el jus cogens se instala definitivamene en el derecho de gentes, y ello conduce a la confusión vigente en el sentido de que el jus cogens es derecho natural. El jus cogens ha sido definido por Erik Suy como el cuerpo de reglas generales de derecho cuya inobservancia puede afectar la esencia misma del sistema legal al que pertenecen, a tal punto que el sujeto de derecho no puede apartarse de ellas por medio de convenios particulares so pena de nulidad absoluta. Independientemente de cualquier punto de vista doctrinario, el jus cogens adquirió relevancia contemporánea cuando el último relator especial de la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas, el professor inglés Sir Humphrey Waldock, presentó un proyecto de artículos sobre el derecho de los tratados que incluía una referencia expresa al jus cogens internacional. La Conferencia de Viena de 1969 aprobó la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho de los Tratados, en cuyo artículo 53 se dispone: que: “Es nulo todo tratado que, en su momento de celebración, esté en oposición con una norma imperativa de derecho internacional general”. El profesor italiano Roberto Ago, quien presidió la Conferencia de Viena, escribió que la presencia del artículo 53 constituye un recordatorio a los Estados de que ya no son libres para proseguir cualquier fin, y que hay cuando menos algunas reglas esenciales cuya derogación no podría admitir la conciencia de la comunidad internacional. El concepto de jus cogens ha inspirado ya la distinción propuesta por Ago y aceptada por la Comisión de Derecho Internacional (CDI) de Naciones Unidas entre delitos y crímenes internacionales. Un crimen internacional ha sido definido por la CDI como: “la violación por un Estado de una obligación internacional tan esencial para la salvaguardia de intereses fundamentales de la comunidad internacional que su violación está reconocida como crimen por esa comunidad en su conjunto”. El origen de la distinción entre delito y crimen internacional, como lo admitió Roberto Ago, se encuentra en un “obiter dictum” de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso de la Barcelona Traction, donde la Corte se refiere a ciertos derechos en los cuales todos los Estados tienen un interés jurídico en que tales derechos sean protegidos, por lo tanto las obligaciones en este caso son obligaciones erga omnes. A juicio de la CIJ, “Estas obligaciones derivan, por ejemplo, de la proscripción de los actos de agresión, y de genocidio, y también de los principios y reglas relativas a los derechos fundamentales de la persona humana, incluyendo la protección contra la esclavitud y la discriminación racial”. II. Normas de jus cogens en el Tratado del Espacio El Tratado sobre los Principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, conocido comunmente como el Tratado del Espacio, entró en vigor el 10 de octubre de 1967. Hasta ahora, son partes del Tratado 105 Estados, y otros 24 lo han firmado pero no ratificado. Debido a lo anterior, se puede afirmar que las disposiciones del Tratado del Espacio constituyen normas generales de Derecho Internacional al encontrarse vigentes entre una gran número de países. En principio, la circunstancia anterior, conduciría a sostener que el Tratado en sí mismo no contiene normas con la categoría de jus cogens, pues para ello se requeriría una aceptación universal por parte de todos los Estados que conforman la comunidad internacional. Sin embargo, de acuerdo con el Derecho Internacional, este orden jurídico también está compuesto de normas de origen consuetudinario y de principios generales de derecho, según lo dispuesto en el artículo 38, del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, anexo a la Carta de las Naciones Unidas. Desde este enfoque es posible demostrar que algunas de las disposiciones incluidas en el Tratado del Espacio califican como normas de jus cogens. El 13 de diciembre de 1963, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó durante su 1280a sesión plenaria, la Resolución 1962 (XVIII) intitulada Declaración de los principios jurídicos que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre. Dicha Resolución fue aprobada por unanimidad. En 1967, -cuatro años más tarde-, la propia Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el Tratado del Espacio, precisamente confirmando los Principios de la Resolución de 1963. De un análisis de los dos instrumentos onusinos se concluye una similitud de reglas. De lo anterior se puede concluir que los Principios jurídicos contenidos en la Declaración de 1963 y considerados por la doctrina como normas consuetudinarias, se transforman mediante el Tratado de 1967 en normas convencionales. De esta forma, las disposiciones del Tratado obligan a los Estados que lo han ratificado, mientras que los Principios contenidos en la Declaración de 1963 constriñen a todos los Estados, incluso los que no han accedido al Tratado. Las normas de un tratado pueden ser denunciadas en cualquier momento, las normas consuetudinarias no. Pasaremos ahora a examinar las disposiciones del Tratado del Espacio, que constituyen a nuestro entender normas de jus cogens. 1. La no apropiación del espacio ultraterrestre y los cuerpos celestes. El artículo II del Tratado del Espacio dispone que: “El espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, no podrá ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación, ni de ninguna otra manera” (Correspondiente al art. 3 de la Declaración de Principios). Antes de la Declaración de 1963, la doctrina discutía acerca del régimen jurídico applicable al descubrimiento y ocupación de los cuerpos celestes. Se sostenía que los medios tradicionales de adquisición de territories en el Derecho Internacional deberían ser aplicados a la Luna y otros cuerpos celestes. Estas especulaciones han perdido razón de ser ante la Resolución 1721 (XVI) de 20 de diciembre de 1961, de la Asamblea General, por la que los Estados renuncian a cualquier reclamación de apropiación o soberanía sobre el espacio ultraterrestre y cuerpos celestes, proclamando que las reglas tradicionales de adquisición del título a un territorio no se aplican al espacio ultraterrestre. Sin embargo, hay que notar que mientras la apropiación del espacio ultraterrestre y cuerpos celestes está prohibida, la apropiación de recursos derivados del espacio exterior y de los cuerpos celestes queda en suspenso, pues ni el Tratado ni la Declaración de 1963 se pronuncian al respecto. 2. Utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos El artículo III del Tratado dispone que: “los Estados deberán realizar sus actividades de exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, de conformidad con el derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, en interés del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales y del fomento de la cooperación y la comprensión internacionales” (Parrafo 4 de la Declaración de 1963). Esto quiere decir que el espacio ultraterrestre no es un “vació jurídico”. Las actividades que se realicen en su ámbito deberán ajustarse a las reglas del Derecho Internacional y a los preceptos de la Carta. La aplicación de estas disposiciones no está limitada ratione loci, en particular el artículo 2.4 de la Carta que prohibe el uso o la amenaza del uso de la fuerza en cualquier lugar en que sea empleada. III. CONCLUSIONES El Derecho Internacional cuenta entre su corpus iuris de reglas de jus cogens, es decir normas de una validez universal y que obligan a todos los sujetos de dicho órden jurídico independientemente de que hayan o no dado su consentimiento. En el derecho convencional, las normas de jus cogens quedaron reconocidas en el artículo 53 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados. El Tratado del Espacio de 1967 contiene desde nuestro punto de vista dos normas de jus cogens: a) La norma de la no apropiación del espacio ultraterrestre y los cuerpos celestes, y b) La norma sobre la utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos. La validez intrinseca de dichas normas proviene de la Declaración de Principios del Espacio de 1963, aprobada por unanimidad por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Las demás reglas contenidas en el Tratado del Espacio son consideradas como normas generales de derecho internacional. Como una conclusion general se puede afirmar por todo lo antes expuesto, que ha quedado comprobado que el Tratado del Espacio de 1967 sí contiene dos normas de las categorizadas por el derecho internacional como normas de jus cogens. Cerramos este texto citando a don Antonio Gómez Robledo, ilustre jurisconsulto, quien al referirse a la filosofía del jus cogens escribió: “Lo que importa es la convicción compartida por todos, de que el ius cogens es un elemento esencial de todo orden jurídico de ese nombre. Nadie se levantará hoy para desmentir esta apreciación, ni aquellos que reducen a una o dos las normas imperativas”. BIBLIOGRAFíA Ago, Roberto. Droit des traités à la lumière de la Convention de Vienne, Recueil des Cours (1971-III), 134. Anuario de la CDI, Naciones Unidas, Ginebra, 1973. Castro Villalobos, José Humberto. La Norma de Jus Cogens en el Derecho Internacional, Cemont, México, 1981. Gómez Robledo, Antonio. El Ius Cogens Internacional (estudio histórico crítico), UNAM, México, 1982. Jiménez de Aréchaga, Eduardo. El Derecho Internacional Contemporáneo, Tecnos, Madrid, 1980. Lachs, Manfred. El Derecho del Espacio Ultraterrestre, FCE, México, 1977. Seara Vázquez, Modesto. Derecho y Política en el Espacio Cósmico, 2a edición, UNAM, México, 1986. Sepúlveda, César. Derecho Internacional, 17a edición, Porrúa, México, 1988. Suy, Erik. The Concep of ius cogens in international law, Oxford Press, Geneva, 1967. Tratados y Principios de las Naciones Unidas sobre el Espacio Ultraterrestre, Naciones Unidas, Nueva York,1994. REFERENCIAS

#20

LOS DERECHOS HUMANOS INTERNACIONALES

Marco Jurídico Convencional

La señora Eleanor Roosevelt presidenta del Comité redactor de la Declaración Universal de Derecho

INTRODUCCIÓN GENERAL La primera referencia a los derechos humanos en la época moderna, la encontramos en la Declaración de las Naciones Unidas del 1 de enero de 1942, adoptada en Washington, DC, con la participación de 27 países, en la que México no fue invitado. En dicho documento se menciona expresamente que al conseguir la víctoria sobre sus enemigos, se implementarán medidas para la preservación de los derechos humanos y la justicia. Durante la Conferencia de Dumbarton Oaks celebrada en Washington, entre agosto y octubre de 1944, donde se acordó las bases de lo que sería la futura Carta de las Naciones Unidas, si bien no hay una referencia expresa a los derechos humanos, dentro de los Propósitos, se mencionaba llevar a cabo una cooperación internacional en la solución de los “problemas humanitarios”. Finalmente, durante la Conferencia de San Francisco, en que se aprueba la Carta de la Organización de las Naciones Unidas, en octubre de 1945, los derechos humanos son mencionados en el Preámbulo y en los Artículos 1.3, 13.1.b., 22, 55.c, 57, 62.2 y 68. No obstante ello, la Conferencia no alcanzó un acuerdo para la inclusion de un catálogo de derechos humanos. Por ello, decidió establecer un Comité encargado de tal propósito, mismo que concluyó sus labores en 1948 y, posteriormente, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, el 10 de diciembre de ese mismo año. Tomando en cuenta que la Declaración Universal carecía de fuerza jurídica, la propia Asamblea General estableció un Comité Ad Hoc encargado de elaborar un tratado general de derechos humanos. El Comité sesionó durante veintidos años y, finalmente, en diciembre de 1966, la Asamblea General pudo adoptar los Pactos de Derechos Humanos: El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Posteriormente, bajo los citados antecedentes, diversas organizaciones regionales iniciaron la aprobación de iniciativas internacionales en el campo de la protección de los derechos humano, como fueron los casos del Hemisferio Americano y Africa. Europa Occidental contaba con mecanismos en la material desde 1951. I. DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES 1. INTRODUCCIÓN. Estos derechos fueron considerados desde un principio por la doctrina, como derechos de “segunda generación”, para diferenciarlos de los derechos civiles y politicos y, tomando en cuenta, además, que se trataba de derechos en los cuales el Estado debería de encaminar una acción de cáracter positivo para garantizarlos. Desde luego, que dichos derechos dependen en gran medida de la capacidad eonómica de los gobiernos para llevarlos a cabo. De lo contrario permanecen como letra muerta. Es necesario puntalizar, que el llamado derecho a un medio ambiente sano y ecológicamente equilibrado no se encuentra incluido en el Pacto, y ello motive, en algún momento, que los autores hablarán de una “tercera generación” de derechos humanos, sumando en esta categoría el derecho a la paz. En nuestro medio Jorge Carpizo fue un ardiente partidario de esta postura. Más recientemente, la ONU establecio un Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, cuya función se limita a hacer recomendaciones a los gobiernos en esta esfera. 2.1. DERECHOS PROGRAMÁTICOS: 2.1.1.DERECHO A LA EDUCACIÖN 2.1.2.DERECHO A LA ALIMENTACIÖN 2.1.3.DERECHO AL AGUA Y SANEAMIENTO 2.1.4.DERECHO A LA SALUD 2.1.5.DERECHO A LA VIVIENDA 2.1.6.DERECHO AL TRABAJO 2.1.7.PROTECCION AL CONSUMIDOR 2.1.8.DERECHOS DEL NIÑO 1. TRATADOS E INSTRUMENTOS INTERNACIONALES: 1.1.CARTA DE LAS NACIONES UNIDAS 1.1.1. Preámbulo, Art. 1.3., Art. 13.1.b., Art. 22, Art. 55.c, Art. 57, Art. 62.2 y Art. 68. 1.2.DECLARACIÖN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS 1.2.1. Art. 22 Derechos humanos económicos-sociales 1.2.2. Art. 23 y 24 Derecho al trabajo y a la justa remuneración y al descanso 1.2.3. Art. 25 Derecho a un nivel de vida adecuado y a los seguros sociales 1.2.4. Art. 26 Derecho a la educación 1.2.5. Art. 27 Derecho a la participación en la vida cultural 1.2.6. Art. 28 Derecho a un orden social e internacional a derechos humanos 1.3.PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES 1.3.1. Arts. 1-15. 1.4. PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 1.4.1. Art. 24 1.5. CARTA DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA) 1.5.1. Art. 3. l). 1.6. DECLARACIÖN AMERICANA DE DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE 1.6.1. Arts. VII, XI, XII, XIII, XIV y XV 1.7. CONVENCIÓN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 1.7.1. Art. 26 1.8. CARTA DEMOCRATICA INTERAMERICANA 1.8.1. Arts. 7-10 1.9. CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO 1.9.1. Arts. 1-40 1.9.10. PROTOCOLO ADICIONAL A LA CONVENCIÖN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS RELATIVO A LOS DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES (1999) “PROTOCOLO DE SAN SALVADOR” 1.9.11. DECLARACIÓN DE ESTOCOLMO DE MEDIO AMBIENTE (1972) 1.9.12. DECLARACIÓN DE RïO DE JANEIRO SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO (1992) 2. DERECHO A LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS Preámbulo y art. 1.2 de la Carta de la ONU; Art. 1 de los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; Declaración DE ONU sobre la Independencia de los Pueblos Coloniales de 1963; Principios de Derecho Internacional relativos a las relaciones de amistad y cooperación de los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas. 3. ÓRGANOS DE SEGUIMIENTO, PROTECCIÓN Y SALVAGUARDA DE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES 1. ÁMBITO UNIVERSAL: 1.1. ASAMBLEA GENERAL DE NACIONES UNIDAS 1.2. CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (ECOSOC) 1.3. CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS 1.4. COMITÉ DE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES 1.5. COMITÉ DE LOS DERECHOS DEL NIÑO 2. ÁMBITO INTERAMERICANO: 2.1. ASAMBLEA GENERAL DE OEA 2.2. CONSEJO PERMANENTE DE OEA 2.4. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 2.5. COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 3. DECISIONES JUDICIALES 3.1. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 3.1.1. CASO ASOCIACIÓN “NUESTRA TIERRA” VS ARGENTINA (2020) 3.1.2. CASO NIÑOS DE LA CALLE VS GUATEMALA (1999) 3.1.3. OPINIÓN CONSULTIVA, OC-23, (2017) 3.1.3. CASO DE LAS NIÑAS YEAN Y BOSICO VS REPÚBLICA DOMINICANA (2005) 3.2. CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA (CIJ) 3.2.1. CASO GABCIKOVO-NAGYMAROS, HUNGRIA VS ESLOVAQUIA (1997) II. DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 1. INTRODUCCIÓN Los derechos civiles y politicos han sido considerados desde tiempos inmemoriales como los “derechos humanos clásicos”. Son aquellos derechos que se oponen directamente a la actividad del Estado y que se consideran como inaliables e inprescriptibles. Históricamente pueden originarse desde la Revolución francesa o mucho antes, pero desde luego, son los derechos mayormente publicitados por la doctrina jurídica tradicional. Son derechos directamente oponibles al Estado y exigen una acción de abstención del mismo en aquellas esferas que se consideran fundamentales para el ser humano. Al aprobarse el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en 1966, fue establecido el Comité de Derechos Humanos , como un órgano encargado de recibir denuncias en este campo tanto de los Estados como de particulares. Este Comité ha sido uno de los pioneros en la materia. 1. LIBERTAD DE EXPRESIÓN 2. DERECHO DE PETICIÓN 3. DERECHO A LA INFORMACIÓN 4. LIBERTAD DE ASOCIACIÓN 5. PROTECCIÓN DE DEFENSORES 7. LIBERTAD DE CIRCULACIÓN Y TRÁNSITO 8. LIBERTAD RELIGIOSA 9. DERECHOS POLÍTICOS-ELECTORALES 10. PROHIBICIÓN DE TRIBUNALES ESPECIALES 11. FUERO MILITAR 12. NO RETROACTIVIDAD DE LA LEY PENAL 13. PRINCIPIO DE LEGALIDAD PENAL 14. DERECHO DE AUDIENCIA 15. FUNDAMENTACIÓN Y MOTIVACIÓN 16. DERECHO DE ACCESO A LA JUSTICIA 17. EXPULSIÓN DE EXTRANJEROS 2. TRATADOS E INSTRUMENTOS INTERNACIONALES: 2.1. CARTA DE LAS NACIONES UNIDAS 2.1.1.Preámbulo, Art. 1.3., Art. 13.1.b., Art. 22, Art. 55.c, Art. 57, Art. 62.2 y Art. 68. 2.2. DECLARACIÓN UNIVERSAL DEDERECHOS HUMANOS 2.2.1. Arts. 10, 11, 13, 18, 19 y 21. 2.3. PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 2.3.1. Arts. 18 y 19 y 20. 2.4. CONVENCIÓN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 2.4.1. Arts. 8, 9, 12, 13, 14, 15, 16, 22, 23 y 24. 2.5. CORTE PENAL INTERNACIONAL Competencia: Genocidio, Crímenes de Guerra, Crímenes de Lesa Humanidad y Agresión. 2.5.1. Arts. 5-8 3. TRATADOS INTERNACIONALES E INSTRUMENTOS INTERNACIONALES: 3.1. CONVENCIONES DE LA HAYA SOBRE CONFLICTOS ARMADOS DE 1889 3.2. CONVENCIONES DE LA HAYA DE 1901 SOBRE CONFLICTOS ARMADOS 3.3. CONVENCIÓN SOBRE EL ESTATUTO DEL TRIBUNAL INTERNACIONAL DE NUREMBERG 3.4. CONVENCIÓN SOBRE EL ESTATUTO DEL TRIBUNAL INTERNACIONAL DE TOKIO 3.5. CONVENCIONES DE GINEBRA DE 1948 3.6. PROYECTO DE CÓDIGO DE DELITOS CONTRA LA PAZ Y LA SEGURIDAD DE LA HUMANIDAD DE 1954 3.7. PROTOCOLO I y II A LAS CONVENCIONES DE GINEBRA DE 1948 (1977) 3.8. CONVENCIÓN SOBRE LA NO PRESCRIPCIÓN DE LOS CRÍMENES DE GUERRA Y DE LESA HUMANIDAD 3.9. CONVENCIÓN PARA LA PREVENCIÓN Y LA SANCIÓN DEL DELITO DE GENOCIDIO 3.10. TRATADO DE ROMA DE 1991 SOBRE LA CORTE PENAL INTERNACIONAL 3.11. CONVENCIÓN RELATIVA AL ESTATUTO DE LOS REFUGIADOS 3.12. DECLARACIÓN SOBRE LA DEFINICIÓN DE LA AGRESIÓN (1974) 3.13. DECLARACIÓN SOBRE LOS PRINCIPIOS DE DERECHO INTERNACIONAL RELATIVOS A LAS RELACIONES DE AMISTAD Y COOPERACIÓN ENTRE LOS ESTADOS DE ACUERDO CON LA CARTA DE LAS NACIONES UNIDAS (1970). 4. ÓRGANOS DE SEGUIMIENTO, PROTECCIÓN Y SALVAGUARDA DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 4.1. ÁMBITO UNIVERSAL: 4.1.1, CONSEJO DE SEGURIDAD DE ONU 4.1.2. ASAMBLEA GENERAL DE NACIONES UNIDAS 4.1.3. CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS 4.1.4. COMITÉ DE DERECHOS HUMANOS 4.1.5. CORTE PENAL INTERNACIONAL 4.1.6. CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA 4.2. ÁMBITO INTERAMERICANO: 4.2.1. REUNIÓN DE CONSULTA DE OEA 4.2.2. ASAMBLEA GENERAL DE OEA 4.2.3. CONSEJO PERMANENTE DE OEA 4.2.4. COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 4.2.5. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 5. DECISIONES JUDICIALES 5.1. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 5.1.1. CASO MOYA CHACON Y OTRO VS COSTA RICA (2020) 5.1.2. CASO FAMILIA PACHECO TINEO VS VENEZUELA (2013) 5.1.3. CASO PALMERAS VS COLOMBIA (2000) 5.1.4. CASO DE LAS NIÑAS YEAN Y BOSICO VS REPUBLICA DOMINICANA (2005) 5.1.5. CASO BAENA RICARDO Y OTROS VS PANAMA (2001) 5.1.6. CASO ARTAVIA MURILLO Y OTROS VS COSTA RICA (2012) 5.1.7. CASO MAPIRIPAN VS COLOMBIA (2005) 5.1.8. CASO MASACRES DE ITUANGO VS COLOMBIA (2006) 5.2. CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA 5.2.1. CUESTIÓN DE LA APLICACIÓN DE LA CONVENCION DE GENOCIDIO, BOSNIA HERZEGOVINA VS SERBIA (2007) 5.2.2. CUESTIÓN CONCERNIENTE A LA OBLIGACIÓN DE PERSEGUIR O EXTRADITAR, BELGICA VS SENEGAL (2012) III. IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN 1. INTRODUCCIÓN Los derechos humanos a la igualdad y a la no discriminación también se integran en los derechos humanos clásicos y constituyen lo que la doctrina internacionalista más autorizada llama, los derechos humanos de la “primera generación”. Su importancia puede ser resumida en los términos utilizados en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América cuando se dijo que: … “esos derechos o verdades eran evidentes por sí mismos y que, al haber sido creados los hombres iguales, por solo esa circunstancia tenían ciertos derechos naturales …”. 1. DERECHO A LA IGUALDAD 2. DERECHO A LA NO DISCRIMINACIÓN 2. TRATADOS E INSTRUMENTOS INTERNACIONALES 2.1. CARTA DE LAS NACIONES UNIDAS 2.1.1. Preámbulo, Art. 1.3., Art. 13.1.b., Art. 22, Art. 55.c, Art. 57, Art. 62.2 y Art. 68. 2.2. DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS 2.2.1. Art. 2 2.3. PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 2.3.1. Art, 3 2.4. PROTOCOLO FACULTATIVO DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 2.5. CONVENCIÓN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 2.5.1. Arts. 1-3 2.6. DECLARACIÓN AMERICANA DE DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE 2.6.1. Art. II 2.7. CONVENCIÓN INTERNACIONAL SOBRE LA ELIMINACIÓN DE TODAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN RACIAL 2.7.1. Arts. 1-7 2.8. CONVENCIÓN INTERNACIONAL SOBRE LA REPRESIÓN Y EL CASTIGO DEL CRIMEN DE APARHEID 2.9. CONVENCIÓN SOBRE LA ELIMINACIÓN DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN CONTRA LA MUJER 2.9.1. Arts. 1-16 2.10. CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD 3. ÓRGANOS DE SEGUIMIENTO, PROTECCIÓN Y SALVAGUARDA DE DERECHOS DE IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN 3.1. ÁMBITO UNIVERSAL 3.1.1. ASAMBLEA GENERAL DE ONU 3.1.2. CONSEJO ECONOMICO Y SOCIAL 3.2.3. CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS 3.2.4. COMITÉ PARA LA ELIMINACIÓN DE LA DISCRIMINACIÓN RACIAL 3.2.5. SUBCOMISIÓN SOBRE LA PREVENCIóN DE LA DISCRIMINACIÓN Y LA PROTECCIÓN DE LAS MINORIAS 3.2.6. COMISIÓN SOBRE EL ESTATUS DE LA MUJER 3.2. ÁMBITO INTERAMERICANO 3.2.1. ASAMBLEA GENERAL DE OEA 3.2.2. CONSEJO PERMANENTE DE OEA 3.3.3. COMISIÓN INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS 3.3.4. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 4. DECISIONES JUDICIALES 4.1. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 4.1.1. CASO VELASQUEZ RODRIGUEZ VS HONDURAS (1988) 4.1.2. CASO GONZALO LLUY Y OTROS VS ECUADOR (2015) 4.1.3. CASO DE LA COMUNIDAD MAYAGNA VS NICARAGUA (2001) 4.1.4. OPINIÓN CONSULTIVA OC-4/84 (1984) 4.1.5. OPINIÓN CONSULTIVA OC-17/02 (2002) 4.1.6. OPINIÓN CONSULTIVA OC-18/03 (2003) IV. DERECHOS HUMANOS EN MATERIA PENAL 1. INTRODUCCIÓN Los derechos humanos en materia penal constituyen, seguramente, el nucleo de los derechos humanos clásicos pues ejemplifican en gran medida la confrontación entre el Estado y el individuo, cuando el primero decide utilizar el aparato coercitivo de que dispone para preserver el estado de derecho y mantener los valores esenciales de la sociedad. Debido a la relevancia de los valores en disputa se requiere de una rigurosa aplicación de la ley y de la salvaguarda de los derechos del individuo. Estos derechos se referían a las garantías fundamentales dentro del sistema de justicia penal, ligados intimamente a las garantías individuales discutidas y establecidas hace mucho tiempo en los procesos libertarios de la Gran Bretaña, Francia y los Estados Unidos. 1.1. PENAS 1.2. IMPORTACION DE ARMAS 1.3. LEGÍTIMA DEFENSA 1.4. ARRAIGO 1.5. PRISIÓN PREVENTIVA 1.6. DELINCUENCIA ORGANIZADA 1.7. COMUNICACIONES PRIVADAS 1.8. PRESIDIARIOS 1.9. SISTEMA PENAL ACUSATORIO 1.10. DERECHOS DEL IMPUTADO 1.11. DERECHOS DE LAS VÍCTIMAS 1.12. MINISTERIO PÚBLICO 2. TRATADOS E INSTRUMENTOS INTERNACIONALES 2.1. CARTA DE LAS NACIONES UNIDAS 2.1.1. Preámbulo, Art. 1.3., Art. 13.1.b., Art. 22, Art. 55.c, Art. 57, Art. 62.2 y Art. 68. 2.2. DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS 2.2.1. Arts. 8, 9, 10 y 11 2.3. PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 2.3.1. Arts. 14 y 15 2.4. PROTOCOLO FACULTATIVO DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 2.5. DECLARACIÓN AMERICANA DE DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE 2.5.1. Arts. 18 y 26 2.6. CONVENCIÓN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 2.6.1. Arts. Arts. 8 y 25 2.7. NORMAS Y DIRECTRICES DE NACIONES UNIDAS EN MATERIA DE PREVENCIÓN DEL DELITO Y TRATAMIENTO DEL DELINCUENTE (1980) 3. ÓRGANOS DE SEGUIMIENTO, PROTECCIÓN Y SALVAGUARDA DE DERECHOS HUMANOS EN MATERIA PENAL 3.1. ÁMBITO UNIVERSAL 3.1.1. ASAMBLEA GENERAL DE ONU 3.1.2. CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL 3.1.3. CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS 3.1.4. COMITÉ DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 3.1.5. COMISIÓN PARA LA PREVENCIÓN DEL DELITO Y JUSTICIA PENAL 3.2. ÁMBITO INTERAMERICANO 3.2.1. ASAMBLEA GENERAL DE OEA 3.2.2. CONSEJO PERMANENTE DE OEA 3.2.3. COMISIÓN INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS 3.2.4. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 4. DECISIONES JUDICIALES 4.1. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 4.1.1. CASO FERMIN RAMÍREZ VS GUATEMALA (2005) 4.1.2. CASO ROSENDO RADILLA VS MEXICO (2009) 4.1.3. CASO DURAND UGARTE VS PERU (2018) 4.1.4. CASO VALLE LOMBROSIO Y OTRO VS ARGENTINA (2020) V. DERECHOS FAMILIARES Y PATRIMONIALES 1. INTRODUCCIÓN La protección de la vida privada, de la familia, del matrimonio y del nombre contra injerencias arbitrarias y del honor o reputación, es una consecuencia necesaria del artículo 1 de la Declaración Universal, que establece un sistema axiológico sustentado en el concepto de la persona humana. Esta, es la base del sistema normativo y, fundamentalmente, una realidad normativa. Por tanto, el Estado tiene el derecho de orientar, dirigir y, en su caso, de obligar al individuo a realizar su vida conforme al concepto normativo de persona humana. 1.1. RECONOCIMIENTO A LA PERSONALIDAD JURÍDICA 1.2. NOMBRE PROPIO 1.3. REASIGNACIÓN SEXO-GENETICA 1.4. FAMILIA Y MATRIMONIO 1.5. DERECHOS SEXUALES REPRODUCTIVOS 1.6. DERECHO DE PROPIEDAD 1.7. CONTRIBUYENTES 2. TRATADOS E INSTRUMENTOS INTERNACIONALES 2.1. DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS 2.1.1. Arts. 6,12,16,17 y 25. 2.2. PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS, ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES 2.2.1. Art. 11. 2.3. PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS 2.3.1. Arts. 16,17 y 23. 2.4. DECLARACION AMERICANA DE DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE 2.4.1. Arts. V, VI, IX y XVII. 2.5. CONVENCIÓN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 2.5.1. Arts. 3, 11, 17, 18 y 21. 2.6. CONVENCION SOBRE EL CONSENTIMIENTO PARA EL MATRIMONIO, LA EDAD MÍNIMA PARA CONTRAER MATRIMONIO Y EL REGISTRO DE LOS MATRIMONIOS 2.6.1. Arts. 1-3. 3. ÓRGANOS DE SEGUIMIENTO, PROTECCIÓN Y SALVAGUARDA DE DERECHOS FAMILIARES Y PATRIMONIALES 3.1. ÁMBITO UNIVERSAL 3.1.1. ASAMBLEA GENERAL DE ONU 3.1.2. CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL 3.1.3. CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS 3.1.4. COMITÉ DE DERECHOS HUMANOS 3.1.5. COMITÉ DE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES 3.2. ÁMBITO INTERAMERICANO 3.2.1. ASAMBLEA GENERAL DE OEA 3.2.2. CONSEJO PERMANENTE DE OEA 3.2.3. COMISIÓN INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS 3.2.4. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 4. DECISIONES JUDICIALES 4.1. CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 4.1.1. CASO TIBI VS ECUADOR (2004) 4.1.2. CASO ATALA RIFFO VS CHILE (2012) 4.1.3. CASO DUQUE VS COLOMBIA (2016) 4.1.4. CASO FLOR FREIRE VS ECUADOR (2016) GUANAJUATO, GTP., A 26 DE JUNIO DE 2021.

#19

LA GEOPOLÍTICA EN LA CRISIS RUSO-UCRANIANA

Conflictos Contemporáneos

Mapa de Europa

ANÁLISIS GEOPOLÍTICO DEL CONFLICTO DE RUSIA Y UCRANIA I. CONTEXTO ACTUAL DE LA SITUACIÓN INTERNACIONAL En un mundo en el que los elementos económicos y políticos del poder nacional de los más importantes actores del sistema internacional se entrelazan para construir unidades complejas e interrelacionadas resulta imprescindible para iniciar o acompañar cualquier iniciativa que se tome en uno de estos niveles que la promuevan y refuercen, o como lo señaló Zbigniew Brezezinski, en su obra: Una vision estratégica: América y la crisis del poder global: “El mundo es ahora interactivo e interdependiente, donde el cambio en la distribución del poder y el despertar de una nueva conciencia política, acelera la competencia por recursos naturales, seguridad y ventajas económicas, incrementando así las posibilidades de conflictos internacionales”. Además, -escribió, el Embajador Sergio González Gálvez en su obra Diplomacia e Interés Nacional-, surge un nuevo factor a tomar en cuenta: la definición actual de poder de los Estados, es el resultado de la acumulación de variables, en relación con los cuales prácticamente ninguno de los actores del sistema internacional, ni siquiera los más centrales, poseen una clara y simultánea superioridad. Las potencias en el sector militar enfrentan problemas serios en otras esferas, al mismo tiempo que los gigantes económicos todavía no han desarrollado una capacidad paralela en las esferas político-estratégicas. La realidad del poder internacional incorpora, incluso, el caso de países que, al enfrentar problemas económicos y sociales de primera magnitud, tienen aún el control de instrumentos de destrucción masiva. II. LA SEGURIDAD INTERNACIONAL EN LA CARTA DE ONU La arquitectura de la seguridad internacional convenida en 1945, al termino de la guerra y consagrada jurídicamente en la Carta de las Naciones Unidas aprobada por la Conferencia de San Francisco, se encuentra en el Capítulo VII de la Carta y hasta ahora no ha sido modificada. La Carta otorga al Consejo de Seguridad la resonsabilidad primordial del matenimiento de la paz y la seguridad internacionales y lo faculta para tomar todas las medidas conducentes para su salvagurda, incluyendo el uso de la fuerza armada. En esas codiciones, el Consejo es el único órgano que legítimamente puede hacer uso de la fuerza en nombre de la organización. Sin embargo, las facultades del Consejo de Seguridad son el resultado de un convenido equilibrio político entre las potencias que resultaron victioriosas al concluir la Guerra y, por lo tanto, sus limitaciones constitucionales dispuestas en la Carta aseguran que dicho órgano no podrá tomar ninguna decisión que afecte los intereses considerados vitales para dichas potencias. En esas circunstancias, la estructura de la seguridad internacional dispuesta en la Carta de las Naciones Unidas, no permite que el Consejo pueda tomar decisiones en contra de uno de los cinco Estados con asiento permanente en dicho órgano, como son: China, Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Rusia. Dichos Estados, tienen un “derecho de veto”, resultado de la “formula de Yalta”, convenida en febrero de 1945 por los líderes de Estados Unidos, Franklin Delano Roosvealt, la Gran Bretaña, Winston Churchill y la Unión Soviética, Josef Stalin, precisamente en ese puerto de Crimea en el mar Negro. Pese a los distintos esfuerzos emprendidos a lo largo de los años, para modificar la “regla de la unanimidad” de las potencias en el Consejo (la Carta en niguna de sus partes se refiere al derecho de veto), ello no ha sido possible. III. HISTORIA RESUMIDA DE UCRANIA La historia de Ucrania comienza en el año 882 con el establecimiento de la Rus de Kiev, una federación de tribus eslavas orientales, que llegó a convertirse en un Estado de Europa durante el siglo xi. Tras la invasión mongola de mediados del siglo xiii, la unidad territorial desapareció, y el área fue dividida y gobernada por diversas potencias, incluidas la República de las Dos Naciones, el Imperio dual austrohúngaro, el Imperio otomano y el Zarato ruso. Durante los siglos xvii y xviii emergió y prosperó el Hetmanato cosaco, a la postre repartido entre Polonia y el Imperio ruso. Tras la Revolución rusa de 1917, surgió un movimiento nacionalista formándose la República Popular Ucraniana, forzada por los bolcheviques a constituirse como la República Socialista Soviética de Ucrania en 1921, y miembro fundador de la Unión Soviética al año siguiente. Finalmente, Ucrania recuperó su independencia el 24 de agosto de 1991, tras el intento de golpe de Estado en la Unión Soviética que condujo a la disolución de ésta en diciembre del mismo año. IV. DATOS CLAVES EN LA HISTORIA DE UCRANIA En el siglo IX, gran parte del territorio de Ucrania estaba poblado por los rus, quienes fundaron la Rus de Kiev, la cual abarcaba casi todo el territorio de las actuales Ucrania, Bielorrusia y Rusia europea. Durante los siglos X y XI se convirtió en un Estado de Europa. En los siglos siguientes, el Rus de Kiev sentó las bases para la identidad nacional de los ucranianos, bielorrusos y rusos. Según las crónicas de Néstor, la sociedad rus estuvo formada al principio por varegos procedentes de la Escandinavia. Más tarde los varegos fueron asimilados por las poblaciones eslavas locales. La Rus de Kiev estuvo formada por principados, pero a la caída de Kiev en 1240 debido primero a las incursiones de tribus nómadas turquicas en los siglos XI y XII y a la invasión mongol del siglo XIII, al Rus de Kiev lo sucedieron el principado de Galizia y el de Volinia, que posteriormente se unieron en el principado de Galizia- Volinia. A mediados del siglo XIV, Polonia conquistó el principado de Galizia-Volinia, mientras que Kiev cayó en poder del Ducado de Lituania. En 1569 gran parte del territorio ucraniano se había transferido a la Corona polaca, para posteriormente ser invadidos por los cosacos de Dnieper. Tras la firma del Tratado de Pereyaslav en 1654 y la Guerra ruso-polaca, parte de Ucrania se incorporo al Zarato Moscovita. Antes de la Gran Guerra Europea, Ucrania estaba dominada por Austria y por Rusia, por tal motivo Ucrania peleó al lado de las Potencias Centrales y de la Triple Alianza al mismo tiempo. Al concluir la Gran Guerra Europea EN 1918 y mediante el Tratado de Riga, Ucrania perdió su territorio occidental a favor de Polonia, mientras que el resto del país, o sea la Ucrania oriental fue miembro fundador de la Unión Soviética en 1922. Después de la invasion nazi a Polonia el 1 de septiembre de 1939, los ejércitos alemán y soviético se dividieron el territorio polaco, por lo que Galitzia y Volnia, con población mayoritariamente ucraniana volvieron a unirse a Ucrania, alcanzando así una unificación completa por primera vez en la historia de la nación. Alemania inició la invasión de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, por lo que Ucrania quedó bajo la ocupación nazi por cuatro años. Durante el sitio de Kiev, murieron más de 600 mil soldados entre soviéticos y ucranianos. En los combates en el frente oriental durante la Segunda Guerra, se estima que la Unión Soviética perdió a 8.7 millones de personas, de los cuales 1.4 millones eran ucranianos. Hasta la fecha, el Día de la Victoria se celebra como fiesta cívica en Ucrania. V. CAMBIOS MUNDIALES DERIVADOS DE LA CRISIS La revista The Economist ha esbozado los cambios mundiales que pueden derivarse de la invasión de Ucrania. 1. Una nueva división de Europa, por el rechazo ruso al orden creado después del Muro de Berlín, mediante la creación de un cinturón geográfico de seguridad en sus fronteras, cinturón que incluye a Ucrania, pero también a Bielorrusia y Kazajstán. 2. El fin del orden de la posguerra fría, marcado por el resurgimiento de Rusia, el ascenso de China y la erosión de la hegemonía estadunidense. 3. La profundización de la alianza estratégica de Rusia con China, que según Xi Jinping, “no conoce límites” y será “superior a las alianzas políticas y militares de la guerra fría”. 4. La alianza de Rusia y China acelerará la bifurcación del mundo en dos campos hostiles, a cuya lógica de alineamiento será cada vez más difícil sustraerse. 5. Al concentrarse en la seguridad europea, Estados Unidos perderá fuerza para lidiar con el ascenso de China. 6. La guerra de Ucrania acelerará la carrera global de armamentos, que venía declinando desde 1991, pero vuelve a ser el foco de expansiones en Estados Unidos y Europa, significativamente Alemania. 7. Alemania, en consecuencia, empezará a jugar un papel cada vez más decisivo en la política de seguridad europea, dejando atrás la sombra histórica del riesgo de una Alemania armada. 8. Europa deberá definirse con claridad ante las tensiones contrastantes de la nueva bipolaridad, y plantearse una política de defensa común que dependa menos del paraguas de la OTAN y de Estados Unidos. 9. Se hará más pronunciado el desafío a la democracia como una forma política ineficaz y decadente, según la visión estratégica china, y de otras muchas autocracias y populismos que, o nunca se fueron de la escena, o crecen en los nuevos territorios del desencanto democrático. 10. La guerra de Ucrania alimentará viejas pretensiones de expansión territorial, significadamente las de China sobre Taiwán. (https://bit.ly/36GjXb9). El orden mundial cambia ante nuestros ojos con tendencias que anuncian una nueva época, salvo en esto viejo: repone la sombra del riesgo nuclear. A brave new world. Héctor Aguilar Camín hector.aguilarcamin@milenio.com https://www.milenio.com/opinion/hector-aguilar-camin/dia-con-dia/cambios-que-la-guerra-de-ucrania-traera-al-mundo “The uncomfortable truh is that Ukraine and the West do not have identical interest. Ukraine is fighting for survival, and its people are dying. Its leaders need to try any strategy that might plausibley help. The leaders of USA, EU and others allies genuinely wan to come to Ukraine´s defense, but they are also concerned about their own economies, domestic support for their policies and the risk of nuclear war with Russia”. (Could the US do move? By David Leonhardt, NYT, March 29, 2022).

#18

Profesores de Derecho Internacional

Codificación y desarrollo del derecho internacional

Roberto Ago presidiendo la Conferencia de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969.

Entre los mayores juristas que conocí a lo largo de mi carrera professional, Roberto Ago ocupa un lugar cimero. En el ya lejano año de 1978, poco después de ingresado a la Cancillería y gracias al apoyo de la Dra. Carmen Moreno Toscano, el Emb. Jorge Palacios Treviño y el Emb. Sergio González Gálvez, obtuve una beca para asistir al Seminario de Derecho Internacional que organiza año con año la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra en simultáneo con las sesiones de la Comisión de Derecho Internacional (CDI). El Seminario consistía en escuchar las conferencias que los miembros de la Comisión ofrecían a 25 participantes venidos de diferentes partes del mundo, amén de asistir a las deliberaciones de la Comisión sobre los temas de la agenda para el periodo de sesiones del año citado. En el caso de las conferencias a las que asistimos, el profesor Ago –último en hacerlo- disertó sobre el tema de la Responsabilidad Internacional del Estado, del cual era el segundo relator especial y, desde luego, constituía la joya de la corona del temario de la CDI. En perfecto francés, con una simpatía atrayente y el dominio magistral del tema, los participantes nos impresionó por la elocuente sabiduría del jurista italiano. El embajador Jorge Castañeda, miembro mexicano de la Comisión, llegó con retraso a las sesiones y poco participó en las discusiones, que versaban sobre el tema de la Cláusula de la Nación más Favorecida y las Relaciones entre estados y las organizaciones internacionales (segunda parte), cuyos relatores especiales eran los juristas Nikolai A. Ushakov (URSS) y Leonardo Díaz González (Venezuela). Años después, visitaba con alguna frecuencia a don Antonio Gómez Robledo en su oficina del Convento de Tlatelolco y a sabiendas de que poseía una colección completa del Recueil des Cours, le solicité que me facilitara el tomo 140 correspondiente al año 1974 que incluía el curso general de derecho internacional público impartido en 1973 por Roberto Ago en la Academia de Derecho Internacional de La Haya. Don Antonio se mostró extrañado de mi petición porque no tenía conocimiento del curso, pero se ofreció a confirmarlo en su biblioteca. En mi siguiente visita, el ilustre helenista, jurista y filósofo me confió que en el tomo indicado no aparecía el texto que le había solicitado. Y hasta allí quedó el asunto. Dado que había obtenido información del curso de Ago en un folleto de tomos publicados en 1974 por el editor A.W. Sijthoff International Publishing Co., y muchos años después en el Boletín de 1996 de la propia Academia de Derecho Internacional, donde en el obituario a Roberto Ago se menciona que: “Sus enseñanzas en las sesiones de verano culminaron con su curso general de derecho internacional público de 1973”, seguí interesado en la búsqueda. Durante algún tiempo examiné en la biblioteca del Convento de Tlatelolco algunos de los cursos generales dictados en la Academia sin encontrar referencia alguna del curso de Ago. En 1987, estando comisionado en la embajada de México en Lisboa destiné mis vacaciones para asistir al curso de verano de la Academia de Derecho Internacional y con mi familia hicimos camino hacia La Haya. Durante mi estancia en la capital de los Países Bajos varias tardes asistí a la biblioteca del Palacio de la Paz para revisar numerosos tomos del Recueil des Cours buscando señas sobre el curso de profesor Ago sin éxito. Recuerdo que en el volumen I del año 1923. encontré el texto: La médiation et la conciliation internationales, curso que impartió en la Academia, el ex-canciller y ex-presidente de México Francisco León de la Barra, ilustre jurista y político porfirista, quien exiliado en Europa enseñaba derecho internacional en la Universidad de París. De la pléyade de juristas convocados a enseñar en el primer año de la Academia figuraban nombres como: el Barón Korff, Lord Phillimore, Triepel, el Barón Rolin, Sir Fisher Williams, Maldelstam, entre otros. Así, León de La Barra fue el único latinoamericano en participar en la inauguración de los cursos de la institución. En mi búsqueda del texto de Ago conté también con el auxilio de una de las asistentes de la biblioteca, del Palacio de la Paz, una atractiva joven de pelo rubio, que al final no pudo ayudarme a confirmar su existencia. Han pasado muchos años del relato y, finalmente, hace algunos días pude obtener la respuesta a esta inquietud. En un escrito del profesor Piero Ziccardi intitulado: “Il Diritto Internazionale nell´insegmento di Roberto Ago”, se menciona que el ilustre jurista italiano no estuvo en condiciones de redactar el texto del curso general de derecho internacional público que sustentó en la Academia en 1973. Debido a ello, el texto no fue incluido finalmente en Recueil des Cours aunque sí se anunciaba originalmente como parte del volumen 140. Eso implicó que Roberto Ago impartió las lecciones sin un texto previo, lo que amén de constituir un hecho inusitado en la institución más prestigiada del orbe en derecho internacional, evidenció la maestría de quien durante 19 años fue presidente del Curatorium de la Academia. El profesor Ziccardi señala que fueron las importantes funciones que Ago desempeñaba en ese entonces, primero como relator especial de la CDI y, posteriormente, su elevación a la Corte Internacional de Justicia lo que le impidieron terminar el escrito de su curso general. Al respecto, hay que resaltar que Roberto Ago ha sido el único relator especial de la CDI en haber recibido una amonestación de la Asamblea General por no presentar informes del tema de la Responsabilidad Internacional del Estado. ¡Otra de sus genialidades! En 1969, Roberto Ago presentó durante el 21o periodo de sesiones de la CDI el primer informe sobre la responsabilidad de los Estados y ese mismo año se efectuó en el Palacio de Schönbrunn en Viena, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho de los Tratados, considerada la mayor reunion de codificación y desarrollo progresivo del derecho internacional celebrada hasta entonces. La conferencia fue presidida por Roberto Ago y concluyó con la aprobación de la Convención sobre el Derecho de los Tratados. Es de resaltar también que Roberto Ago impartió su primer curso en la Academia: Règles générales des conflits de lois en 1936, a la edad de 28 años –événement sans precedent et encore jamais renouvelé. En el otoño de 1982 encontrándome en Nueva York como miembro de la delegación de México que participaba en el 37o periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el embajador Sergio González Gálvez me compartió una expresión que definía de cuerpo entero a Roberto Ago: “Él ha sido todo en el derecho internacional”. Recordemos, igualmente, como se mencionó en la ceremonia de homenaje en su memoria celebrada en Ginebra, en 1995: “il a été plus une institution qu´un homme“.

#17

Derecho internacional y diplomacia

Diplomáticos

Embajadores Alfonso García Robles, Jorge Castañeda y Sergio González Gálvez.

El Embajador Emérito Sergio Ernesto González Gálvez nació en Toluca, el 11 de Julio de 1934 y falleció en la ciudad de México, el 27 de marzo de 2020. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), cursó estudios de posgrado en Derecho Norteamericano y Derecho Internacional en la Universidad de Georgetown. Recibió el Doctorado Honoris Causa por la UANL.

Ingresó al Servicio Exterior Mexicano (SEM) mediante examen de oposición en 1960, alcanzando el rango de embajador en 1975, de embajador eminente en 1987 y de embajador emérito en 1998. Estuvo adscrito a la representación de México ante la Conferencia de Desarme en Ginebra, en las embajadas de México en Brasil y Japón, país este último en el que fue Embajador en dos ocasiones. También se desempeñó como Embajador Concurrente en la República de Corea y Vietnam. Fue miembro del Comité Jurídico Interamericano de Río de Janeiro.

En la Cancillería se desempeñó como Director General y Director en Jefe para Organismos Internacionales, Consultor Jurídico y Subsecretario de Relaciones Exteriores en dos ocasiones. Fue Asesor del Secretario de la Defensa Nacional y Titular de la Unidad de Asuntos Internacionales y Ciudades Hermanas del H. Ayuntamiento de Toluca.

En la academia, fue profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma del Estado de México, la Universidad Anáhuac, la Escuela Superior de Guerra, el Colegio de Defensa y la Universidad de las Naciones Unidas con sede en Tokio. Conferencista en varias instituciones de México y del extranjero y en sesiones externas de la Academia de Derecho Internacional de La Haya.

Autor de varios textos sobre derecho y política internacional, entre ellos: Controles al uso de ciertas armas convencionales en el derecho internacional; La estructura del nuevo derecho internacional; Ignacio L. Vallarta, Reflexiones sobre la Soberanía Nacional; La Corte Penal Internacional; El uso de armas convencionales en caso de conflicto armado y la injerencia con fines humanitarios: tres temas básicos del derecho internacional humanitario; La reconstrucción de la política exterior de México: principios, ámbitos, acciones, y Diplomacia e interés nacional: Una experiencia personal.

Como uno de los mayores expertos en el multilateralismo dentro de la Cancillería, González Gálvez participó durante medio siglo en algunos de los más importantes eventos de negociación y codificación del derecho internacional en las organizaciones interestatales, como la OEA y la ONU. A nivel regional colaboró estrechamente con el Emb. García Robles en la negociación del Tratado de Tlatelolco sobre la proscripción de las armas nucleares en América Latina. En la ONU durante un cuarto de siglo ocupó la silla de la delegación de México en la comisión juridica de la Asamblea General. Presidió tanto la VII reunión del Comité Especial de las Naciones Unidas para el estudio de los Principios de Derecho Internacional relativos a las relaciones de amistad y cooperación entre los estados, como el Comité Especial sobre la Definición de la Agresión; actuó, asimismo, como Vicepresidente de la Conferencia de expertos gubernamentales sobre la reafirmación y el desarrollo del derecho internacional humanitario aplicable a los conflictos armados. Tuvo una activa participación en la negociación de la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados y presidió la delegación mexicana a la Conferencia que aprobó el Tratado de Roma sobre el Estatuto de la Corte Penal Internacional. Actuó como agente de México ante la Corte Internacional de Justicia en la Opinión Consultiva sobre la legalidad de la utilización de las armas nucleares.

En 1973, ocurrió un hecho inusual en los análes de las organizaciones internacionales; presidiendo la comisión jurídica de la Asamblea General para la que había sido electo, Sergio González Gálvez otorgó la palabra al Emb. Jorge Castañeda y Alvares de la Rosa, quien en su carácter de presidente de la Comisión de Derecho Internacional presentaba su informe.

El Embajador González Gálvez solía comentar con sencillez que llegó a la comisión jurídica de la Asamblea General cargando el portafolio del Embajador Jorge Castañeda, tal y como éste último hizo lo propio con el portafolio de Luis Padilla Nervo.

El Embajador Emérito Sergio González Gálvez quien sumó a una sólida formación jurídica su notable habilidad negociaciadora fue un diplomático excepcional que sirvió los mejores intereses de la nacíon.

#16

Derecho internacional y diplomacia

Maestros en derecho internacional y diplomacia

Libro La Conferencia de Ginebra y la Anchura del Mar Territorial, México, 1959.

Miembro de las delegaciones de México a varias de las conferencias más importantes al terminar la Segunda Guerra Mundial como fueron la Conferencia sobre Alimentación y Agricultura de Hot Springs (1943), la Conferencia Interamericana sobre los Problemas de la Guerra y la Paz de Chapultepec (1945) y la Conferencia de San Francisco (1945). Fue Director de Asuntos Políticos de la Secretaría de las Naciones Unidas (1946-1957). Director en Jefe para Asuntos de Europa, Asia y Africa y de Organismos Internacionales de la SRE, Embajador en Brasil, Subsecretario de Relaciones Exteriores (1964-1970), Representante Permanente ante la ONU (1970-1975), Secretario de Relaciones Exteriores (1975-1976), fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz por su labor en favor del desarme.

#15

Disertación

El Abogado en el Derecho Internacional

Universidad de Guanajuato

Disertación: "El perfil profesional del Abogado en el Servicio Exterior Mexicano" pronunciada dentro del Seminario Ética Jurídica", en la Facultad de Derecho, Política y Gobierno de la Universidad de Guanajuato, el 9 de noviembre de 2018.

#11

DERECHO DEL ESPACIO ULTRATERRESTRE

The Future of the Legal Framework in the Space Activities

Derecho del Espacio Ultraterrestre

The Future of the Legal Framework in the Space Activities, International Astronautical Federation, IISL, 2018.

#10

KOSOVO: UN FANTASMA EN EL DERECHO INTERNACIONAL

PROLOGO AL ENSAYO SOBRE KOSOVO

Prólogo del Emb. Ramón Xilotl

Prólogo al ensayo sobre:Kosovo: un fantasma en el derecho internacional, del Embajador Ramón Xilotl Ramírez

#9

Libros de derecho internacional

Diccionario de derecho internacional público, 2 edición

Diccionario de derecho internacional público, 2 edición

Diccionario de conceptos basicos de la materia de derecho internacional público

#8

Profesores de Derecho Internacional

Profesor Roberto Ago nacio en Vegevano en Lombardia en 1907 y fallecio en Ginebra en 1995. Consagro su vida al derecho internacional bajo todos sus aspectos: la teoría del derecho, su enseñanza, su codificación y su desarrollo, a las organizaciones int

Roberto Ago y José Humberto Castro Villalobos

Roberto Ago nacio en Vigevano (Pavia) en 1907. Ago consagró su vida al derecho internacional en todos sus aspectos: a la teoría del derecho, a la enseñanza, a la codificación y desarrollo, a las organizaciones internacionales, a la práctica de las relaciones internacionales y a las juridicciones judiciales o arbitrales. Una brillante carrera acedémica le condujo de Miláa a Roma. Fue miembro y presidente de la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas. Su labor como Relator Especial en el tema sobre la Responsabilidad Internacional le valió un reconocimiento universal. En 1969, presidió la Conferencia de Viena sobre el Derecho de los Tratados. Durante 50 años presidió el Comité sobre la Libertad Sindical de la OIT. En 1991, en Bali fue electo presidente del Instituto de Derecho Internacional. Electo por un segundo periodo como Juez de la Corte Internacional de Justicia falleció en funciones. Durante 19 años presidió el Curatorium de la Academia de Derecho Internacional de La Haya. La importancia de sus cursos en la Academia en la cual impartió su curso "Las reglas generales del conflicto de leyes", en 1936, a la edad de 28 años -un precedente jamás repetido- le siguieron: "el Delito internacional" (1939), "la Ciencia jurídica y el derecho internacional" (1956), el Derecho de los tratados a la luz de la Convención de Viena" (1971), el "Derecho internacional en la concepción de Grocio (1983). Ago dictó su Curso general de derecho internacional público en 1973.

#6

KOSOVO: UN FANTASMA EN EL DERECHO INTERNACIONAL

Presentacion del ensayo: Kosovo: un fantasma en el derecho internacional (2)

Publico asistente a la presentacion en la Facultad de Derecho de la Universidad de Belgrado.

Presentacion del ensayo Kosovo: un fantasma en el derecho internacional.

#4

KOSOVO: UN FANTASMA EN EL DERECHO INTERNACIONAL

Presentacion del ensayo: Kosovo: un fantasma en el derecho internacional

El Prof. Dr. Branko Rakic, el Ministro Jose Humberto Castro Villalobos y el Embajador Dusan Basic du

El 7 de marzo del 2012 fue presentado en el anfiteatro de la Facultad de Derecho de la Universidad de Belgrado el ensayo Kosovo: un fantasma en el derecho internacional con la participacion del Profesor Doctor Branco Rakic, Profesor de la Facultad de Derecho, el Doctor Dusan Basic, antiguo Embajador de Serbia en Mexico y Jose Humberto Castro Villalobos, autor del texto y Ministro de la Embajada de Mexico en Serbia.

#3

Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function mysql_free_result() in /nfs/c02/h01/mnt/15805/domains/jhcv.co/html/blog/index.php:82 Stack trace: #0 {main} thrown in /nfs/c02/h01/mnt/15805/domains/jhcv.co/html/blog/index.php on line 82